Tras reculada de Santiago Peña, “Landy” Torres asegura que apoya “Hambre cero”

Compartir:

El gobernador de Alto Paraná, César “Landy” Torres había expresado su descontento hacia el proyecto “Hambre cero en escuelas”, remarcando la falta de comunicación del Gobierno central, al tiempo cuestionar los planes del presidente Santiago Peña, por otorgar mayores facultades a Desarrollo Social. Sin embargo, luego de la reunión que mantuvieron con el mandatario y en la que aparentemente forzaron las “vallas”, la propuesta del Ejecutivo es la mejor.

“Creemos que es un programa que va a ayudar a disminuir la extrema pobreza de nuestro país”, manifestó el gobernador del décimo departamento durante una entrevista radial.

Además, dijo que es una propuesta necesaria en toda la República del Paraguay.

La reunión que mantuvieron los intendentes del país, con apoyo de sus gobernadores, hizo retroceder a Santiago Peña, luego de haber afirmado y reafirmado que no había vuelta atrás, a fin de ponerle fin al derroche de dinero en los municipios y gobernaciones.

En su momento, Peña cuestionó que los jefes municipales y departamentales mal utilizaran los fondos destinados a la alimentación escolar. Indicó que la Contraloría General de la República elevó un informe lapidario que les llevó a cranear la iniciativa “hambre cero”, con que pretendían eliminar el Fondo Nacional de Inversión Pública y de Desarrollo (FONACIDE),  anunciándose la creación del Fondo Nacional de Alimentación Escolar (FONAE).

Ahora, el 80 % del FONACIDE irá a FONAE y el 20 % a los jefes comunales. Mientras que los recursos de royaltíes serán devueltos íntegramente.

La administración estará a cargo del Ministerio de Desarrollo Social y las Gobernaciones; mientras que controlarán su implementación el Consejo Nacional para la Alimentación Escolar (CONAE), la Contraloría General del República, la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas y el control ciudadano.

El proyecto se financiará con recursos del Tesoro (Fuente 10) del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) y con recursos del FONACIDE, que pasará a llamarse FONAE.

El planteamiento de los intendentes consistía en que esos 20% de los recursos que anteriormente los municipios utilizaban para el almuerzo escolar se agregue como ingreso adicional a todos los gobiernos locales “para hacer frente a las enormes necesidades en materia de infraestructura”.

Espacio Publicitario

Redes Sociales

Artículos Relacionados