Policías de Investigación habían “desplumado” a delincuente antes de allanar su residencia

Compartir:

Un grupo de agentes del Departamento de Investigación de Delitos de la Policía habría cobrado 25 millones de guaraníes al propietario de la casa del km 10 Monday, donde luego se encontró casi la totalidad de las mercaderías robadas en el asalto a la empresa Import Export Discovery SA. Los policías de civil, a tempranas horas del sábado, habían detenido al dueño de la casa y, tras horas de «recorrido», lo dejaron en libertad nuevamente, tras cobrarle 25 millones de guaraníes, bajo la promesa de que ya no allanarían la vivienda. Sin embargo, horas después intervinieron en el lugar y hallaron las mercaderías, pero ya no al responsable.

Los policías del Departamento de Investigación supuestamente cobraron un soborno al dueño de la casa allanada en el km 10 Monday, situada a unos 4 kilómetros de la Ruta Py 02, en Ciudad del Este.

El hombre, que sería un exconvicto, fue detenido a tempranas horas del sábado y subido a un vehículo particular. Lo hicieron «recorrer» por la ciudad hasta que familiares reuniera el monto de dinero que le solicitaron. Ya en horas de la tarde, los agentes, tras recibir los 25 millones de guaraníes, liberaron al sospechoso bajo la promesa de que ya no allanarían su casa y que los policías de civil que custodiaban el lugar abandonarían la zona, según la fuente.

Sin embargo, a las 20:30 horas, el juez de atención permanente, Amilcar Marecos, se constituyó en el lugar y autorizó el allanamiento, cumplido por la fiscal de turno Carolina Rosa Gadea y agentes de Investigación de Delitos.

En la residencia intervenida, ya no había ninguna persona. También acompañaron el allanamiento el director de Policía, comisario general inspector Blas Vera Caballero, y el jefe de Investigación de Delitos, comisario Jorge Vidallet.

En el lugar encontraron las 27 cajas de radiobase de la marca Motorola que habían sido robadas en el asalto a la empresa Import Export Discovery SA. Además, un furgón Toyota Hiace, con chapa nº AAHH326, chaleco táctico con insignia similar al de la Policía Nacional, bota táctica, chaleco táctico, cartuchos de escopeta calibre 12 mm y  ropas varias utilizadas para cometer el hecho investigado.

Según el comisario Vidallet, el furgón incautado sería el mismo el que fue utilizado por delincuentes el 17 de de enero pasado en el asalto al local Pixel PY, ubicado en el Área 2 de Ciudad del Este, oportunidad en que robaron 20 celulares de alta gama.

EL ASALTO

El atraco sucedió el viernes 9 de febrero pasado, en el estacionamiento denominado Temach, ubicado sobre la avenida Dr. Eusebio Ayala esquina Carlos A. López y Boquerón, en pleno centro de Ciudad del Este.

Los empleados de la empresa, Egidio Molinas Caballero (48) y Cristóbal Martínez Riveros (42), estaban descargando las mercaderías (radio base marca Motorola) cuando cuatro sujetos armados se bajaron de un automóvil Toyota Premio, color azul, y los redujeron.

Los delincuentes cargaron nuevamente las cajas en el camión furgón Mitsubishi, chapa nº BBB-173 Py, de la misma empresa Import Export Discovery SA. Uno de los empleados fue obligado a subir al camión, mientras que otro fue obligado a abordar  el automóvil en el que llegaron los bandidos.

Los trabajadores fueron tomados como rehenes. Minutos más tarde, ambos fueron abandonados sin lesiones en el km 10, mientras que los delincuentes se llevaron el Mitsubishi con la carga.

Horas después, el camión vacío fue encontrado abandonado en el km 13,5 Monday, en el barrio San Antonio de Padua, a unos 4 kilómetros de la Ruta Py 02, en el municipio de Minga Guazú. La transportadora fue dejada en medio de matorrales, en una zona despoblada. Mientras tanto, el automóvil Toyota Premio, color azul, placa CFX 849, fue encontrado abandonado en el km 7 Monday, en la zona de Andeguy, en Ciudad del Este. Según el comisario José Fernández, el automóvil no tiene denuncia de robo.

El asalto en pleno microcentro de la capital departamental ocurrió cuando la Policía departamental se encontraba acuartelada desde el jueves 8 de febrero pasado, tras el robo millonario perpetrado por «topos» que a través de un túnel vaciaron la bóveda de la Asociación de Trabajadores Cambistas (ATC) de la capital departamental.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Espacio Publicitario

Redes Sociales

Artículos Relacionados