Intervienen granja de criptoactivos pero no se incautan de equipos

Compartir:

Luego de casi 24 horas de quedar bajo vigilancia una granja mineradora de criptomonedas fue intervenida en la tarde de ayer, por el fiscal Alcides Giménez. La comitiva fiscal y de la Administración Nacional de Electricidad comprobó que había una conexión clandestina de 23 mil voltios, en un inmueble rural del kilómetro 24 Monday de Minga Guazu, pero los equipos no fueron incautados.

Llamativamente, la orden judicial de allanamiento no autorizó para que el Ministerio Público dispusiera la incautación de los equipos utilizados para la sustracción de energía eléctrica de la entidad estatal, pese al pedido realizado por los asesores jurídicos de la ANDE al representante del Ministerio Público.

El fiscal allanó el local, comprobó la irregularidad, pero no pudo incautarse de los equipos, alegando que la autorización judicial no contemplaba. Se desconoce su hubo negligencia fiscal o protección judicial para los ilegales, con la falta de autorización para la incautación, así como se realizó en otras localidades como Juan León Mallorquín.

Los funcionarios de la ANDE amanecieron ayer custodiando el local, mientras esperaban la presencia fiscal, que incluso causó molestias entre ellos, por la llamativa demora. Sin embargo, el fiscal Giménez sostuvo que el pedido de allanamiento llegó a su unidad alrededor de las 10 de la mañana, fue diligenciado, se consiguió la autorización y luego se trasladó al local para ejecutar.

Los funcionarios de la ANDE encontraron un enorme transformador en el local, así como una extensión de 23 mil voltios desde la acometida hasta el depósito que estaba medio escondido entre un yuyal y arboleda.

Uno de los funcionarios afirmó que encontraron 150 máquinas conectadas, aunque hubo versiones que los propietarios llegaron a sacar varias máquinas mientras se esperaba la orden judicial, así como el transformador y la extensión de cables que incluso estaba cubierta de malezas, lo que hizo suponer que la sustracción tendría larga data.

Agentes policiales de la comisaría 8va acompañaron a la comitiva para realizar el allanamiento y garantizar la seguridad en el lugar. Acudió al sitio el exjuez, abogado Cesar Nider Centurión, quien se excusó en brindar versiones a la prensa, aduciendo que sus clientes no le permitían realizar declaraciones.

Los funcionarios de la entidad estatal expresaron su temor de que los sustractores de energía eléctrica muden nomas sus pertenencias a otro lugar, para seguir robando, ya que la orden judicial no estableció la incautación de los equipos utilizados para la actividad delictiva.

COIMAS. Recordemos que el ataque por parte de la ANDE a los que realizan sustracciones de energía eléctrica a gran escala viene de hace dos años aproximadamente, con más de 30 denuncias presentadas ante el Ministerio Público de Ciudad del Este y otras fiscalías zonales.

Las intervenciones incluso derivaron en amenazas de muertes a funcionarios estatales de la zona, porque supuestamente había funcionarios que cobraban coimas para apañar la ilegalidad y otros igual intervenían los locales que supuestamente tenían protección.

La ANDE instaló totalizadores en los locales sospechosos, que pueden advertir la existencia de conexiones clandestinas y el consumo, con un sistema de alerta central en la capital del país, lo que permite que vayan descubriendo a los ilegales.

 

Espacio Publicitario

Redes Sociales

Artículos Relacionados