Fiscal no explica por qué no tenía orden de incautación de equipos

Compartir:

El fiscal Alcides Giménez no explicó por qué no pidió la incautación de los equipos utilizados para la sustracción de energía eléctrica de la Administración Nacional de la Ande, en una granja de Criptominería intervenida en Minga Guazú. Los equipos quedaron en el mismo lugar donde se detectó el robo y ni siquiera pudo identificar al propietario. Su colega, Julio Cesar Paredes, en otra intervención, se incautó de todos los transformadores, dejando sin posibilidad de reconexión a los piratas en Yguazú.

El representante del Ministerio Público afirmó ayer en entrevista con la radio Concierto de Presidente Franco que cometería un robo si es que se incautaba de los transformadores, los procesadores de criptomonedas y otros equipos relacionados con la sustracción de energía eléctrica de la ANDE, ya que no tenía orden judicial para el efecto.

Lo que no explicó fue por qué no lo había solicitado al juzgado penal de garantías, ya que el asesor jurídico de la ANDE, abogado Freddy González sostuvo que ellos habían solicitado la incautación de todos los equipos al Ministerio Público, para anular la sustracción de energía eléctrica.

Los técnicos de la entidad estatal procedieron a desconectar el tendido eléctrico de sustracción de 23 mil voltios de energía y la acometida. Esto fácilmente podría ser conectada nuevamente por los ladrones de energía, así como hicieron para hacer funcionar la granja en forma clandestina.

Giménez sostuvo que el robo de energía se constata en el momento en que existen conexiones irregulares y que eso lo constataron gente de la ANDE. Con relación a la posibilidad de imputación sostuvo que faltan todavía informes técnicos como el daño patrimonial, los detalles técnicos de como funcionaba el local.

Al parecer, ni siquiera pudo identificar al propietario del establecimiento que funcionaba en el kilómetro 24 Monday de Minga Guazú, desde hace varios meses, atendiendo a que el cable de conexión de 23 mil voltios estaba cubierto de malezas, según los funcionarios.

La misma determinación había tomado Alcides Giménez durante la intervención de una granja en la localidad de Domingo Martínez de Irala, hace 5 días aproximadamente. El mismo realizó un inventario de los objetos y dejó en el local a disposición del Ministerio Público. En ambos casos, la ANDE detectó una sustracción de más de 400 millones cada una.

DISPARIDAD DE CRITERIO. Al parecer, las autoridades del Ministerio Público no tienen un criterio uniforme con relación a las minerías, ya que en una intervención realizada por el fiscal Julio Cesar Paredes a inicios del mes en el distrito de Yguazu, éste ordenó la incautación de 2 transformadores de gran capacidad.

En el lugar los técnicos de la entidad del Estado detectaron una pérdida de más de 700 millones de guaraníes mensuales, con conexión directa de 23 mil voltios transportado vía subterráneo desde la entrada a la propiedad hasta el local donde estaban las máquinas.

 

Espacio Publicitario

Redes Sociales

Artículos Relacionados