Atrapan a criminal que violó y luego asesinó a golpes a la madre de su hijo

Compartir:

Después de 8 años de permanecer en la clandestinidad, fue detenido el hombre de 56 años sindicado como presunto responsable de violar y luego asesinar a su expareja en mayo de 2016 en San Alberto, al norte del departamento del Alto Paraná. El sospechoso fue aprehendido a las 20:00 horas del martes pasado en una calle del barrio San José de Villa Ygatimi, departamento de Canindeyú, y posteriormente trasladado a San Alberto para responder por el crimen.

El detenido está identificado como Mario Martínez Vera (56), quien registraba una orden de captura desde el 2 de mayo de 2016. Él vivía en la zona de Villa Ygatimi (Canindeyú), donde se dedicaba a la albañilería.
Personal de Investigación de Delitos de esa ciudad recibió información de que un fugitivo de la justicia vivía en el barrio San José y montó una discreta vigilancia, logrando apresarlo.
Martínez Vera está imputado en rebeldía por violar y asesinar a la madre de su hijo, Mariza Jara González (26).
La mujer fue encontrada muerta después de estar tres días desaparecida. Su cuerpo semidesnudo fue hallado el 1 de mayo de 2016, en un sojal de la calle Quinta Línea, de la colonia San Ramón, distrito de Minga Porã, a unos 130 kilómetros al norte de Ciudad del Este.
La joven dejó huérfanos a dos hijos menores. La entonces fiscal de Minga Porã, Mónica Larrosa, el 2 de mayo de 2016 había ordenado la detención de Martínez Vera.

ANTECEDENTES
Mariza Jara González había salido de su casa en el barrio 8 de Diciembre de San Alberto para dirigirse a un supermercado de la zona. Sin embargo, no regresó y su entonces actual pareja, José Domingo Villalba Villar, había denunciado su desaparición ante la comisaría 13ª de la zona.
Tres días después fue encontrado el cadáver. El entonces médico forense de la Fiscalía, Erick Zapata, concluyó que la mujer falleció a causa de un «traumatismo de cráneo grave producido con elemento contundente con fractura de huesos temporales y frontal».
ENCARCELADA INJUSTAMENTE
Por el crimen de Jara González, la Policía había detenido a Ramona Candia Ortiz, expareja de José Domingo Villalba Villar, quien era actual pareja de la joven madre de familia asesinada.
Candia Ortiz permaneció 3 años recluida en la cárcel Juana María de Lara de Ciudad del Este, acusada por complicidad en el crimen de Jara González.
Recién en un juicio oral y público, Candia Ortiz fue absuelta de culpa y pena. Por ese hecho, había entablado una demanda contra los fiscales que la procesaron y mantuvieron recluida injustamente, subsidiariamente contra el Estado paraguayo. Sin embargo, Candia Ortiz falleció hace dos años por las consecuencias de estar encerrada por un crimen en el que no estuvo involucrada, según se comprobó durante el juicio oral en el que fue absuelta. La demanda contra los fiscales y el Estado quedó en la nada.
El único hecho que vinculó a Candia Ortiz en el crimen es que una hermana de la fallecida dijo que ella la amenazaba, así como el hoy detenido Mario Martínez Vera.

YA SE ENCUENTRA EN SAN ALBERTO

El presunto asesino, Mario Martínez Vera, desde las 14:25 horas de ayer ya se encuentra en la comisaría 13ª de San Alberto, donde llegó procedente de Villa Ygatimi. Deberá comparecer ante el actual fiscal del caso, Adolfo Santander, y el juzgado de Garantías de San Alberto para la audiencia de imposición de medidas cautelares. Martínez Vera, al ser entrevistado por un periodista, negó ser el responsable del crimen de la madre de su hijo y alegó en su defensa que había huido porque recibía amenazas por parte de los familiares de la víctima. Agregó que vivía en la zona de Villa Ygatimi, donde se dedicaba a la albañilería.

Espacio Publicitario

Redes Sociales

Artículos Relacionados